lunes, 7 de febrero de 2011

Arañazos.


Me dueles, con las uñas clavadas y los pelos de punta.
Me dueles reciclándome.
Me dueles, tú y la colisión de ríos donde los besos se juntan.
Me dueles. Me dueles deformándome.

Tus cordones siguen mojados, ¿no los ves?

Lo.

1 comentario:

claudia dijo...

suena a dolor del de verdad.